© The Zone 2017. All rights reserved.

Reflexiones sobre el evento de YPO Women’s Power Summit

Andrew: Hola Gemma! Recientemente ha finalizado Women Power Summit  ¿cómo te sientes?

Gemma: Realmente aliviada y satisfecha, estoy encantada que todo ha salido excelente y el feedback de las participantes ha sido magnífico, volvieron todas a sus hogares con muchísima energía y conseguimos una gran conexión. Para mí ha sido una experiencia de vida y un gran aprendizaje. Ha sido la primera vez que me he lanzado a organizar un evento internacional y de tanta magnitud en YPO y no ha podido salir mejor.

A: ¿Cómo te decidiste a organizar este evento en Barcelona?

G: Mi inspiración y energía para realizar este evento internacional en Barcelona surgió en 2015 en Pekin, cuando estuve en el 1er Women Power Summit que el Network de mujeres YPO organizó.

Es una historia un poco larga pero la compartiré. En esa época, yo acababa de vender mi parte del negocio que había fundado mi familia hacía 30 años y en el que yo había dedicado mis últimos 14 años. Empresa que habíamos hecho crecer de la nada hasta liderar el mercado en España dentro de nuestro sector. Con un equipo entregado, el apoyo de mis padres como fundadores y yo como CEO de la compañía llegamos a ser una referencia para nuestros clientes. En 2010 mis padres quería jubilarse y encontramos un inversor de Capital Riesgo que quería invertir conmigo por lo que  inicié una nueva etapa del negocio con un socio diferente. A partir del aquel momento, empezamos a sufrir los efectos de la crisis y todo lo que antes había funcionado empezó a fallar. Pasamos una época muy difícil donde las diferencias de valorares y de enfoque estratégico del negocio entre yo y mis socios hacían la gestión imposible.

En un entorno de confianza, dónde, el hecho de ser todas mujeres, hacía que pudiéramos compartir nuestra vulnerabilidad sin miedo a que nadie nos digiera que somos demasiado sensibles, sin miedo ser herid.

G: Estos años de dificultad me hicieron empezar a invertir en desarrollo personal, coaching y a explorar en mi interior en busca de respuestas. Fue entonces cuando tomé la decisión de tomar las riendas de mi vida y tomar mi propio camino. Decidí cerrar una situación de conflicto no productiva, buscar la salida de la compañía y vender mis acciones cuando tuve la oportunidad y esto fue en Febrero 2015.

Tenía una sensación agridulce, finalmente paz y tranquilidad, podría volver a controlar mi agenda, tener tiempo para mi y para mis hijos (que habían crecido con muy poco tiempo mío….) Pero por otro lado, tenía un dolor profundo per dejar atrás un proyecto en el que mis padres habían creado, que habían imaginado que yo seguiría y en el que yo había puesto toda mi energía y más… tenía una sensación de frustración por no haber sido capaz de convencer a mis socios para llegar a una visión común…

En fin, surgió la oportunidad de viajar a Pekin, llegué allí rota, triste… y en tres días de convivencia  con las mujeres del evento, volví con toda mi confianza y autoestima de nuevo en su lugar…. Recuperé mi energía infinita cuando oí las historias de todas aquellas otras mujeres YPO que se habían enfrentado a retos como los míos, que habían sufrido dejando a sus hijos en casa sin ellas tanto tiempo, que se habían enfrentado como yo a reuniones con una agresividad masculina difícil de sostener… que habían dudado de ellas mismas como yo y que no tenían problema en reconocerlo en un entorno de confianza, dónde, el hecho de ser todas mujeres, hacía que pudiéramos compartir nuestra vulnerabilidad sin miedo a que nadie nos digiera que somos demasiado sensibles, sin miedo ser heridas…, sin miedo a ser diferentes…

Esa experiencia fue para mi sanadora, volví a Barcelona con ganas de seguir mi desarrollo, de tomarme mi experiencia en la empresa familiar como un aprendizaje y de iniciar nuevos proyectos con una visión renovada. Tanto fue así que me comprometí con mis compañeras a montar la próxima reunión en Barcelona como Champion del evento y ocuparme de todos los detalles para volver a repetir esa experiencia.  

A: ¿Cuántas mujeres acudieron al evento?

G:  Había más de 30 mujeres líderes-algunas son CEO’s y otras presidentas de sus propias empresas. Había representación de más de 10 países diferentes de todo el mundo y representantes de todos los continentes (América del Norte y del Sur, Europa, Asia, Oriente Medio, Australia).

A: ¿Cuál era el propósito y la visión de la cumbre?

G: El propósito es capacitar y animar a las mujeres para que creen su propio estilo de liderazgo equilibrando las energías masculinas y femeninas para hacer las organizaciones más flexibles y sanas. Esta visión está alineada totalmente con la filosofía de The Zone, con quien colaboro en el mercado español: hacer las organizaciones más humanas y más felices, guiadas por líderes que son conscientes de su desarrollo personal a nivel holístico.

El propósito es capacitar a las mujeres para que creen su propio estilo de liderazgo equilibrando las energías masculinas y femeninas para hacer las organizaciones más flexibles y sanas.

A: Una de las herramientas que utiliza The Zone es la construcción de una cultura de grupo para eventos como estos. ¿Cómo se definió la cultura y cómo impactó la experiencia?

G: Algunas palabras definitorias de la cultura de la cumbre fueron: Reto, Confianza, Aprendizaje, Servicio, Diversión, Amistad y Amor. La cultura proporcionó un punto de referencia para nuestras dinámicas de grupo y nuestro acercamiento a las actividades cotidianas. El amor, la confianza y el aprendizaje nos animaron a ser vulnerables y abiertas, manteniendo por supuesto la confidencialidad de las historias compartidas. Diversión y Amistad nos inspiraron a jugar mientras participabamos en los talleres y las salidas en la ciudad. Una cultura clara, consensuada y definida a tiempo, ayuda al equipo a liberarse y disfrutar.

A: ¿Hubo sólo mujeres entre los asistentes qué impacto tiene este hecho?

G: Sí, aunque Liam Forde se unió a nosotros como co-facilitador con Corina Roobeck de The Zone. Fue genial ver las energías masculina y femenina combinadas en la forma en que trabajan juntos. La energía en una sala llena de mujeres es poderosa porque tenemos muchos puntos en común y compartimos nuestra visión y experiencia sobre el liderazgo. Habitualmente en nuestro día a día una mujer líder esta rodeada de hombres, es difícil encontrar mujeres a nivel directivo y no es fácil sentirte incluida. Sentir la sensación de pertenencia al grupo y la inclusión entre iguales nos hace sentir aceptadas y felices.

Pienso que, las mujeres tenemos realmente el poder de cambiar el mundo, y de cambiar las empresas.

A: ¿Puedes explicarnos un poco sobre el taller de “Liderazgo en tu cuerpo”?

G: Sí, fué maravilloso, tuvimos a Gemma Massoni, experta en movimiento corporal, que nos mostró la conexión cuerpo-mente, cómo nuestro movimiento corporal afecta a nuestro cerebro y a nuestra forma de pensar. Uno de los aprendizajes importantes fué por ejemplo que a veces las mujeres tenemos que decir “Este es nuestro lugar, estamos aquí”, sin culpabilidad, con asertividad, pero marcar nuestros límites de forma clara y contundente. Con nuestro cuerpo podemos conseguir más seguridad y arraigo. También con el cuerpo, podemos expresar y facilitar que los demás nos escuchen. Con el cuerpo reforzamos nuestra voz para que se oiga más alta y nos comunicamos con más claridad.

A: ¿Habéis bailando también? ¡Parece divertido este taller!

G: ¡Sí! Nadie esperaba que en una conferencia de liderazgo bailariamos tanto. Tampoco nadie espera que el cuerpo tenga una influencia tan directa con los estilos de dirección, pero la tiene y tiene un impacto muy directo. La manera en que nos relacionamos con nuestro cuerpo o la manera en la que nos acercamos a otras personas, y cómo nos movemos por la organización. El baile es una excelente actividad de entrenamiento directivo y como se puede ver, también nos divertimos mucho.

Creo que tanto mujeres como hombres, necesitamos integrar nuestra vida profesional y personal, si un líder tiene ambas partes integradas, la organización es más humana, el equipo más feliz y más eficiente.

A: ¿Cómo impacta este evento a tu visión para las mujeres directivas en un futuro a corto y a largo plazo? ¿Crees que las condiciones para las mujeres están mejorando en general?

G: Creo que si las condiciones están mejorando. Mi visión es que lleguemos a alcanzar un equilibrio 50/50 en el liderazgo empresarial: hombres y mujeres, y todavía no estamos allí. Otro aprendizaje del evento fué que las mujeres debemos cambiar el enfoque de buscar culpables y orientarnos al futuro con proactividad y creatividad. Pienso que, las mujeres tenemos realmente el poder de cambiar el mundo, y de cambiar las empresas. Cuando estamos inspiradas, con energía y utilizamos todos nuestros recursos, realmente podemos hacer cosas increíbles. Necesitamos ser conscientes de nuestro papel como líderes y conscientes de que tenemos la capacidad de mejorar la situación de las mujeres en la empresa.

A: Se organizó un panel de algunas madres ejecutivas con sus hijas. ¿Cómo te sentiste como facilitadora y qué impacto tuvo en el evento?

G: Como facilitadora, estaba convencida que esta innovación en una conferencia sobre liderazgo tendría un impacto muy positivo. La combinación de la maternidad con la carrera profesional es un tema crítico para nosotras. Como mujeres es muy natural sentirse culpable cuando estamos de viaje o cuando no estamos con la familia. Si conseguimos equilibrar la dedicación de hombres y mujeres en el hogar y en la oficina, tendremos un gran impacto en las organizaciones y las familias. Los hombres y las mujeres necesitan formar equipo y apoyarse mutuamente y llegar a acuerdos justos que permitan el desarrollo personal y profesional de padres y madres. Fue muy bonito ver cómo las hijas valoran a sus madres CEO y cómo pueden conseguir también inspiración con eventos como ese.

A: ¿Alguna otra cosa más que te gustaría compartir Gemma?

G: Destacaría que estoy abrumada por el magnífico feedback y los comentarios recibidos de todos los asistentes. Lanzarme a organizar este evento, ha sido para mi todo un reto y estoy feliz de haberlo completado con éxito. Creo que la razón principal de ello es que hemos organizado un evento holístico. Hemos puesto en juego todos nuestros sentidos y una amplia gama de técnicas de comunicación: lenguaje, movimiento corporal, olfato, musica y impacto visual con las transcripciones gráficas realizadas por Vivianne Morelle de The Zone (como se muestra a continuación), que fue increíble! El uso de todas estas técnicas ayuda en el aprendizaje debido al mayor refuerzo visual y el enfoque también cinestésico que tienen gran impacto impacto emocional y creativo en los participantes.

Los líderes como todos los seres humanos estamos repletos de recursos, necesitamos usarlos todos y esto solo es posible cuando te sientes interiormente sereno y completo. Creo que tanto mujeres como hombres, necesitamos integrar nuestra vida profesional y personal, si un líder tiene ambas partes integradas, la organización es más humana, el equipo más feliz y más eficiente. Creo que necesitamos crear un nuevo modelo de líder y como mujeres, tenemos la misión de modelar y ser ejemplo de este nuevo tipo de líder.

A: Gracias Gemma! ¿Algún agradecimiento que le gustaría hacer?

G: Un gran agradecimiento a YPO por crear la oportunidad de reunirnos a todas; A Liam Forde y Corina Roobeck y Viviane Morelle por la metodología y la sabiduría de The Zone; A Eugenia Bieto por su inspiradora presentación; A Gemma Massoni Camps por su innovación; A Ankha Marza por su sesión de comunicación y el taller  “El Poder de la Influencia”; A Neus Arqués por el taller de escritura; A Mercedes Piera por organizar todos los detalles del evento; y  a todas las mujeres que viajaron de tan lejos para hacer realidad la cumbre; A la bella ciudad de Barcelona y a mis hijos por apoyarme en esta aventura, esperar pacientemente y recibirme siempre con los brazos abiertos.

Get in touch with us

Corina Roobeck

corina.roobeck@thezone.co
+44 7500 864008

Gemma Garcia Godall

gemma.garciagodall@thezone.co
+34 616 44 75 95

Previous Article Next Article